La plataforma en la Nube para la transformación digital de tu negocio.
La plataforma en la Nube para la transformación digital de tu negocio.

DATACENTER EN LA NUBE

La nube ya es una realidad y cada día se suman más y más empresas a esta creciente cultura de “datos en la nube”. Es un servicio de almacenamiento de información, también es llamado Cloud Computing y se ha convertido en una opción que puede traer grandes beneficios a las organizaciones y a un costo muy accesible.

Pero… ¿Qué es la Nube

La nube, Cloud Computing, consiste en hacer gestión de datos y servicios a través de servidores ubicados en todo el mundo, es decir, hablamos de una nube de servidores, de manera que un usuario tenga acceso al almacenamiento de información o al uso de un programa por medio de Internet, desde cualquier punto y desde cualquier dispositivo.

Si alguna vez ha trabajado con OneDrive (Microsoft), DropBox  o iCloud (Apple) entonces ya ha estado utilizando aplicaciones en la nube.

Tipos de Nube:

Privadas: Nube de datos que se implementar dentro de la institución o empresa.

Públicas: Nube de datos administrada por un tercero

Híbridas:  Es una nube que mezcla características de los anteriores, se pone especial énfasis en la seguridad de las redes de comunicación que unen las nubes públicas y privadas, por ejemplo, mediante sistemas de encriptación.

La adopción de uno u otro tipo, depende de las necesidades de las empresas y de sus usuarios.

Centro de Datos en la Nube:

La nube ofrece muchas ventajas a las grandes y medianas empresas, y representa una gran oportunidad para empresas pequeñas o las que están iniciando sus operaciones; uno de los principales usos es la implementación de centros de datos:

  • Centro de datos principal
  • Centro de datos alternos o de contingencia
  • Almacenamiento de información
  • Respaldo de datos
  • Procesamiento y análisis de datos
  • Servicios de networking y otros muchos usos más.

Beneficios de los Centros de Datos en la Nube:

Integración probada de servicios web. Por su naturaleza, la tecnología de cloud computing se puede integrar con mayor facilidad y rapidez con el resto de las aplicaciones empresariales, ya sean desarrolladas de manera interna o externa, nuestro centro de datos puede implementarse en menos tiempo y conseguir resultados más rápidos.

Prestación de servicios de talla mundial. Las infraestructuras de un data center en la nube proporcionan mayor capacidad de adaptación, recuperación de desastres completa y reducción al mínimo de los tiempos de inactividad.

No necesita instalar ningún tipo de hardware o software. Una infraestructura de data center 100% en la nube. La belleza de la tecnología de cloud computing es sin duda su simplicidad… y el hecho de que requiera mucha menor inversión para iniciar su operación.

Implementación más rápida y con menos riesgos. Un data center podrá empezar a trabajar muy rápidamente. No se requiere esperar meses o años e invertir miles o millones de dólares antes de que un usuario inicie sesión en su nueva solución. Un data center en tecnología de cloud computing estará disponible en cuestión de semanas o meses, incluso con un considerable nivel de personalización o integración.

Gran capacidad de personalización. Algunos profesionales de TI creen equivocadamente que es muy difícil o casi imposible personalizar la tecnología de cloud computing, por lo que no es la elección adecuada para las empresas más complejas. La infraestructura de cloud computing no sólo proporciona útiles funciones de personalización y configuración de aplicaciones, sino que también conserva las personalizaciones incluso después de las actualizaciones. Y aún mejor, esta tecnología es ideal para el desarrollo de aplicaciones que estén en consonancia con las crecientes necesidades de su organización.

Actualizaciones automáticas que no afectan negativamente a los recursos de TI. Si actualizamos a la última versión de la aplicación, nos veremos obligados a dedicar tiempo y recursos (que no tenemos) a volver a crear nuestras personalizaciones e integraciones. La tecnología de cloud computing no le obliga a decidir entre actualizar y conservar su trabajo, porque esas personalizaciones e integraciones se conservan automáticamente durante la actualización.

Costo efectivo. Un data center es un ahorro de costos ya que ofrece la posibilidad del pago por uso, se optimiza el costo inicial, los pagos se hacen según el consumo reportado y se puede establecer un flujo a largo plazo basado en la demanda y consumo real. Además, permite optimizar los de temporada provisionando los recursos necesarios y por el tiempo adecuado cuando se ejecuten proyectos eventuales que requieran de tecnología.

Casos de éxito